Actualidad

Los secretos que esconden los documentos personales de García Márquez

Por El Tiempo   Foto Agencia EFE

Unas 27.000 páginas e imágenes escaneadas hacen parte de los tesoros que alberga el archivo digitalizado de los documentos privados de Gabriel García Márquez, que fueron publicados recientemente por el Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas.

La universidad le compró los documentos en el 2014 a la familia de García Márquez, luego de la muerte del escritor, por 2,2 millones de dólares.

Los innumerables archivos hacen implícitamente un recorrido por la vida del Nobel de Literatura. Entre ellos están las fotos de Tranquilina de Márquez y Nicolás Ricardo Márquez, abuelos del escritor colombiano, y quienes, según escribió ‘Gabo’ en una reseña sobre su vida, fueron junto al primer libro que leyó a los 7 años, ‘La mil y una noches’, sus influencias literarias.

Entre los documentos, la mayoría de ellos, amarillos por el paso de los años, está un informe de calificaciones, mientras cursaba Derecho en la Universidad Nacional.

El compilado tiene borradores de varias de sus obras, reseñas de sus escritos, fotografías, recortes de periódicos, guiones, artículos y columnas de opinión. Gran parte de ellos tienen pequeñas anotaciones de su puño y letra. En ellas se evidencia su paso por los periódicos El Espectador, El Universal de Cartagena y El Heraldo de Barranquilla.

Uno de los archivos curiosos es un artículo de prensa en la que se informaba que el escritor había renunciado a los derechos de autor de su obra ‘La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada’ en Colombia para que el precio del libro fuera más asequible para sus lectores.

(En este enlace podrá acceder a los archivos digitales de García Márquez)

La colección de recortes guarda además reseñas de varios de sus libros, estas están en español, alemán, inglés, italiano y belga. Algunos son de los diarios ‘The New York Times’ y ‘Financial Times’.

Entre los archivos íntimos se encuentran también los pasaportes que utilizó entre 1955 y 1991. Así como la carta de recomendación que él le escribió a la mexicana Bárbara Jacobs para aplicar a la beca Guggenheim en 2004.

García Márquez guardó también entre sus documentos los recortes de artículos que anunciaban una demanda en su contra presentada por el productor Richard Roth, quien planeaba filmar la obra ‘El amor en los tiempos de cólera’ y lo culpaba de interferir en la producción al solicitar que el director de la película fuera latinoamericano.

Los manuscritos

El compilado alberga los manuscritos de ‘El coronel no tiene quien le escriba’ y ‘Cien años de soledad’, los dos están en máquina de escribir y tienen correcciones a lápiz en algunas tildes, nombres de los personajes e incluyen palabras.

Curiosamente incluye entre sus archivos una reseña que hizo EL TIEMPO sobre su obra cumbre, en la cual era descartada por ser una propaganda izquierdista. ‘Gabo’ en ese punto referenció que el parecido era: “¡Al menos por larga y entusiasta!”.

El manuscrito del discurso que pronunció en la entrega del Nobel de Literatura en 1982 está cubierto con una caratula verde. Allí están sus palabras escritas en español, inglés y sueco.

El archivo digital

El proyecto de digitalización de los 27.000 documentos se demoró 18 meses y contó con la participación de bibliotecarios, archivadores, estudiantes y miembros del personal de tecnología de la universidad.

En el archivo en línea, los lectores podrán acceder a un visor con las imágenes en alta resolución, con el que se puede hacer comparaciones de la evolución literaria de García Márquez.

"Proporciona acceso en línea aprobado por los titulares de derechos a los materiales de archivo protegidos por derechos de autor, oportunidades de investigación comparativa e interoperabilidad con otras colecciones en línea compatibles con IIIF. El apoyo de la familia de García Márquez hizo posible este importante proyecto ", señaló Liz Gushee, directora de Servicios de colecciones digitales en el Centro Harry Ransom.